Doctor Doctor
16 Junio

Determinación correcta de la contingencia que te corresponde: - común o profesional.

Escrito por 

 

Antes de exponer este artículo me gustaría brevemente y de manera simple explicar la diferencia entre enfermedad común y enfermedad profesional, accidente de trabajo y accidente no laboral, pues resulta necesario para entender mejor de lo que estamos hablando.

Las enfermedades en general se diferencian de los accidentes en que, no se originan de forma instantánea sino que, son consecuencia de un proceso más o menos prolongado en el tiempo. Sin embargo, la diferencia entre la enfermedad común y la enfermedad profesional es que, la primera no está originada por la actividad laboral, pero la profesional sí.

Las enfermedades profesionales con motivo de la actividad laboral no son fáciles de determinar, y por ello, se ha creado un listado por el ministerio de sanidad que las va especificando a medida que van surgiendo e investigándose.
Ejemplos de enfermedades profesionales son la asbestosis (exposición prolongada al asbesto que es cancerígeno); la silicosis (exposición prolongada al polvo de sílice); o la hipoacusia o sordera profesional (exposición prolongada a ruidos extremos), entre muchas otras.

En cambio, los accidentes en general son repentinos y, en vez de derivar de un proceso patológico como las enfermedades, son originados por una sucesión de acontecimientos imprevistos (pero no imprevisibles). Y la diferencia entre el accidente laboral y el no laboral, es el momento en qué sucede: - fuera o dentro de la jornada laboral, o al ir o venir del trabajo.

También hay que decir que nuestros Tribunales han determinado que, a efectos jurídicos, serán accidentes de trabajo toda lesión o enfermedad que, causada con motivo de la actividad laboral normal, no se halle recogida en la lista de enfermedades profesionales a la que antes hacíamos referencia, pues sería entonces enfermedad profesional.

Pues a tenor de lo dicho, muchas veces tras un accidente de trabajo o enfermedad profesional, los trabajadores, sabiéndolo o sin saberlo, acaban cobrando una prestación por contingencias comunes cuando en realidad, lo que le correspondía era una prestación por contingencias profesionales, que son aquellas que derivan de accidentes de trabajo o de enfermedades profesionales.

La diferencia entre la prestación por contingencias comunes y la prestación por contingencias profesionales es que, mientras que en la primera sólo se cobra el 60% de la base reguladora diaria a partir del 4º día de baja médica (no cobrando nada los tres primeros); en las contingencias profesionales la prestación sería del 75% de la base reguladora diaria desde el día siguiente al del accidente de trabajo, o desde la determinación de enfermedad profesional.

Pues bien, si esto te pasara a ti o alguien que conoces, han de saber que existe un procedimiento para reclamar la determinación correcta de la contingencia que es, y no la que te quieren “encasquetar” y reclamar así el dinero que se te debe.

Visto 5323 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Contacto

Noroeste Laboral

Calle Marqués del Muni, nº 25, 1º, 1

Santa María de Guía Las Palmas 35450

España

Teléfonos:   +34 928.88.19.38 (De 09:00 a 14:00 L-V)

 
                     +34  622.026.021 (Hasta las 20:00 horas de L- V)

Email: info@noroestelaboral.com 

texto legal

¿Qué es un Graduado Social?

Los Graduados Sociales somos profesionales del ámbito jurídico, y al igual que los abogados, estamos legitimados para actuar ante los Tribunales de Justicia, con la diferencia que nos dedicamos en exclusiva a los asuntos sociales (empleo, conflictos laborales entre trabajadores y empresarios, prestaciones de la Seguridad Social, pensiones, etc.). Cierto es que, al ser una profesión muy especializada, siempre ha sido más conocida para ciertas entidades públicas y privadas, que para la sociedad en general. Lo cuál, poco a poco ha ido variando pues cada vez son más las personas en general las que acceden a nuestros servicios especializados.

También somos los únicos profesionales que, desde el momento en que nos colegiamos, somos Peritos en materia Laboral y Seguridad Social, siendo así que nuestros informes sobre la valoración de la situación laboral y jurídica de un trabajador/a, de un pensionista, o de un desempleado/a; gozan de valor y reconocimiento jurídico.

Estará en buenas manos.