16 Marzo

Consecuencias del pago extemporáneo del salario

Escrito por 

Primera: el devengo de un interés por mora

Cuando el empresario se retrasa en el cumplimiento de su obligación de abonar puntualmente el salario, por causa a él imputable, el interés por mora en el pago del salario será del 10% de lo adeudado.
La finalidad de este interés por mora es reparar al trabajador por el daño causado.
Los Tribunales han aclarado que el interés por mora regulado en el artículo 29.3 del Estatuto de los Trabajadores se refiere a periodos anuales.
Este interés por mora, no podrá ser apreciado de oficio por el juzgador, y deberá ser el trabajador el que lo solicite de forma expresa en su reclamación salarial.

Segunda: La posible finalización indemnizada del contrato de trabajo por el trabajador.
La falta de pago o los retrasos continuados en el abono del salario, es justa causa para que el trabajador extinga el contrato teniendo derecho a la indemnización para el despido improcedente.
Sin embargo, para que esta extinción indemnizada surja efecto, precisa de una previa solicitud al órgano judicial y, a la estimación por parte de éste de la demanda planteada. Por tanto, el trabajador deberá seguir acudiendo a trabajar mientras tanto, a no ser que se solicite y se estime, una medida cautelar fundamentada en los perjuicios que al trabajador se le ocasionan por asistir a su puesto de trabajo hasta que se dicte sentencia.
Por otra parte, el retraso o impago de los salarios deberá tener la consideración de incumplimiento empresarial grave, y a estos efectos, el Tribunal Supremo ha afirmado que no existe tal gravedad cuando ese retraso continuado, reiterado o persistente no supera los tres meses.

Visto 5794 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Contacto

Noroeste Laboral

Calle Marqués del Muni, nº 25, 1º, 1

Santa María de Guía Las Palmas 35450

España

Teléfonos:   +34 928.88.19.38 (De 09:00 a 14:00 L-V)

 
                     +34  622.026.021 (Hasta las 20:00 horas de L- V)

Email: info@noroestelaboral.com 

texto legal

¿Qué es un Graduado Social?

Los Graduados Sociales somos profesionales del ámbito jurídico, y al igual que los abogados, estamos legitimados para actuar ante los Tribunales de Justicia, con la diferencia que nos dedicamos en exclusiva a los asuntos sociales (empleo, conflictos laborales entre trabajadores y empresarios, prestaciones de la Seguridad Social, pensiones, etc.). Cierto es que, al ser una profesión muy especializada, siempre ha sido más conocida para ciertas entidades públicas y privadas, que para la sociedad en general. Lo cuál, poco a poco ha ido variando pues cada vez son más las personas en general las que acceden a nuestros servicios especializados.

También somos los únicos profesionales que, desde el momento en que nos colegiamos, somos Peritos en materia Laboral y Seguridad Social, siendo así que nuestros informes sobre la valoración de la situación laboral y jurídica de un trabajador/a, de un pensionista, o de un desempleado/a; gozan de valor y reconocimiento jurídico.

Estará en buenas manos.